Comprender el rol de la lengua en el habla

Comprender el rol de la lengua en el habla | Voz Speech Therapy, Clínica de Terapia del habla Bilingüe en Washington DC

La lengua es un órgano muscular, formado por un conjunto de músculos, que le permite hablar, tragar y chupar.

También es un órgano sensorial que le permite saborear y sentir a través del tacto.

La lengua posee numerosas capacidades y características.

Hoy nos ocuparemos específicamente de su rol en el habla.

Cuando se trata de trastornos del habla, una gran mayoría de ellos implican a la lengua.

Entender exactamente cómo funciona la lengua puede ayudar a arrojar luz sobre, y abordar, algunos de los problemas que pueda estar experimentando.

Aquí, en Voz Speech Therapy, un terapeuta del habla puede ayudarle a entender mejor la lengua y trabajar con usted para abordar su trastorno del habla y conseguir que vuelva a la normalidad.

Siga leyendo para saber más sobre cómo contribuye la lengua al habla y algunos trastornos comunes del habla que pueden afectarla.

¿Qué es realmente la lengua?

La lengua es un grupo de músculos muy flexibles, cuya raíz está anclada al suelo de su boca.

El resto de ella es libre de moverse por su boca para realizar numerosas tareas.

La lengua tiene una anatomía compleja.

Los músculos de la lengua tienen forma oblonga y presentan una densa capa de tejido conjuntivo con una membrana mucosa en la superficie.

La parte inferior de la lengua está unida al suelo de la boca por una tira de tejido conocida como frenillo lingual.

Este tejido también conecta la lengua con el maxilar inferior.

La lengua está unida al hueso hioides, situado en la parte superior de la garganta, por ligamentos.

Los mismos ligamentos la conectan también a la laringe.

Hablemos de las diferentes secciones de la lengua.

La raíz de la lengua está conectada al suelo de su boca y no puede moverse libremente.

La parte posterior de la lengua, en su superficie superior, está llena de células sensoriales que le dan la capacidad de tocar y saborear.

Los lados y la punta de la lengua son muy flexibles y se utilizan para realizar una gran variedad de movimientos complejos.

Como hemos mencionado, la superficie de la lengua está cubierta por una membrana mucosa, lo que provoca la aparición de papilas.

Las papilas son pequeñas protuberancias causadas por células abultadas bajo la superficie de la lengua y son responsables de una serie de tareas.

Las papilas mecánicas mantienen la membrana mucosa firmemente sujeta, además de percibir el tacto, incluidas la forma y la textura.

Las papilas gustativas contienen células sensoriales que le permiten saborear lo que ingiere.

La mucosa también es capaz de absorber algunas sustancias, como algunos medicamentos, permitiéndoles entrar directamente en el torrente sanguíneo.

Debajo de la lengua tiene dos conductos de las glándulas salivales.

Por último, las fibras musculares de la lengua están dispuestas en tres direcciones: de un lado al centro, de delante hacia atrás y de arriba abajo.

Esto permite que la lengua se mueva libremente en muchas direcciones.

¿Cuál es el trabajo de la lengua?

La lengua desempeña diversas funciones que le permiten realizar muchas de sus tareas y necesidades cotidianas.

La lengua le ayuda a comer al permitirle succionar, triturar los alimentos e iniciar el proceso de deglución.

La capacidad de succionar es especialmente esencial para los bebés lactantes.

Al mover la lengua hacia la parte posterior de la boca, cuando está cerrada, provoca una presión baja que le permite succionar.

La lengua también ayuda a mover los alimentos por la boca para que puedan ser masticados entre los dientes.

Una vez que ha masticado, la lengua ayuda a empujar esa comida masticada hacia la parte posterior de la garganta para que pueda tragar.

Al moverse, la lengua también hace que sus glándulas salivales liberen saliva.

Esto ayuda a que el alimento masticado, o bolo alimenticio, se deslice más fácilmente por su esófago.

Si su hijo experimenta dificultades con cualquiera de estos procesos, desde masticar hasta tragar, puede estar padeciendo disfagia pediátrica.

Otro trabajo importante que realiza la lengua es darle la capacidad de saborear lo que come y bebe.

Saborear es un rasgo importante de supervivencia.

Su sentido del gusto le permite diferenciar entre la comida buena y la estropeada, venenosa o mala.

Los receptores del gusto se encuentran en las papilas gustativas, situadas en la mucosa.

La punta de la lengua es muy sensible al tacto.

Esto le ayuda a saber cómo se siente la comida en la boca.

También le ayuda a palpar los restos de comida que quedan después de tragar.

¿Cuál es el rol de la lengua al hablar?

Al coordinar el movimiento de la lengua con los labios y los dientes, es capaz de producir sonidos, que pueden convertirse en habla.

La lengua es capaz de producir el habla a gran velocidad gracias a su rapidez y agilidad.

Puede producir más de 90 palabras por minuto.

La lengua es esencial para hablar produciendo sonidos.

Esto es posible gracias a su movilidad y a su capacidad para realizar movimientos complejos en relación con otras partes de la boca.

¿Cómo afecta la lengua al habla?

La movilidad y la amplitud de movimiento de la lengua afectan directamente a su habla.

Movimientos específicos con la lengua crean diferentes tipos de sonidos que pueden producir el habla.

Esto también implica que la lengua coordine sus movimientos con sus labios y dientes.

Por ejemplo, pronunciar la letra “k” implica estrechar la lengua en la parte posterior de la boca.

Producir la letra “s” implica utilizar la punta de la lengua mientras se mueve hacia atrás.

Pronunciar consonantes o hacer rodar la letra “r” dependen de movimientos específicos de la lengua.

Los trastornos del habla, como trastornos de los sonidos del habla, pueden causar problemas con la movilidad de la lengua y con la coordinación de los movimientos, lo que puede afectar a su habla.

¿Qué trastornos del habla afectan a la lengua?

La mayoría de los trastornos del habla afectan a la lengua de alguna manera.

Aunque hay muchos trastornos del habla que pueden afectar a la lengua, vamos a ver los más destacados.

Siga leyendo para saber más sobre los trastornos comunes del habla que pueden afectar a la lengua.

1. Disartria

La disartria es un trastorno motor del habla, resultado de daños en su sistema nervioso.

Puede causar debilidad muscular en su cara, garganta, laringe, labios y lengua.

Como los músculos afectados están debilitados, puede resultar difícil controlarlos y coordinarlos para producir el habla.

Como ya hemos comentado, producir el habla requiere realizar movimientos específicos con la lengua, los labios y los dientes.

Si padece disartria, puede tener problemas para mover o controlar la lengua.

2 frenillo lingual

¿Qué es el frenillo lingual?

La anquiloglosia es un trastorno miofuncional orofacial que restringe la amplitud de movimiento de la lengua.

Esta afección se da en niños y está presente desde el nacimiento.

La posición y el tamaño del frenillo pueden interferir en la movilidad de la lengua.

El frenillo conecta la punta de la lengua con el suelo de la boca.

Si la conexión es demasiado grande, puede provocar un frenillo lingual.

El frenillo lingual puede causar dificultades para tragar, comer, la movilidad de la lengua y para pronunciar ciertos sonidos o letras.

Como cualquier afección del habla presente desde el nacimiento, la intervención temprana es útil para mejorar los resultados del habla en su hijo.

3. Ceceo

Un ceceo es un tipo de trastorno del habla que suele desarrollarse durante la infancia.

Un ceceo se desarrolla cuando su hijo intenta pronunciar sonidos asociados a letras y palabras específicas, pero lo hace de forma incorrecta.

A menudo, el ceceo desaparece por sí solo.

Sin embargo, si su hijo pronuncia mal de forma persistente letras como la “s” y la “z”, puede ser un indicio de que está ceceando.

Existen cuatro tipos comunes de ceceo.

En todos ellos interviene la lengua de un modo u otro.

Esto puede incluir sacar la lengua entre los dientes delanteros, empujarla contra los dientes delanteros o hacer que toque el paladar.

4. Protrusión lingual

Otro trastorno del habla que puede afectar a la lengua es la Protrusión lingual.

La Protrusión lingual es un problema de desarrollo que se da en los niños.

Ocurre cuando la lengua empuja o presiona demasiado hacia delante dentro de la boca.

Los niños pequeños suelen hacerlo cuando toman el pecho o el biberón, pero normalmente se les pasa.

Si no lo hacen, puede provocar que la posición de la lengua empuje contra sus dientes frontales.

Esto puede provocar dificultades para hablar y pronunciar ciertos sonidos.

5. Debilidad lingual tras un ictus

Un ictus se produce cuando algo bloquea el flujo sanguíneo a su cerebro, no permitiéndole obtener suficiente oxígeno.

Esto puede hacer que sus células cerebrales se dañen o mueran.

Un ictus puede provocar debilidad muscular, por ejemplo, en la lengua.

Esto puede provocarle una disminución de la fuerza, la movilidad y la coordinación en la lengua.

Esto puede afectar y puede afectar a su capacidad para formar el habla y comer con seguridad.

RELACIONADO: Terapia del habla para recuperarse tras un ictus

¿Qué es realmente la lengua? | Voz Speech Therapy, Clínica de Terapia del habla Bilingüe en Washington DC

Datos curiosos sobre la lengua

Hemos visto qué es la lengua, sus diversas funciones y cómo puede afectar a su habla.

Ahora veamos algunos datos curiosos sobre la lengua que quizá no conozca.

¿Sabía que la lengua tiene el mismo tamaño que la de un típico lagarto de Florida, unos diez centímetros de longitud?

¿Sabía que tiene entre 3.000 y 10.000 papilas gustativas?

¿Sabía que para saborear su comida su saliva tiene que humedecerla primero?

Además, como la sal se disuelve rápidamente en la saliva, generalmente saborea primero cualquier cosa salada.

¿Sabía que la lengua de una ballena azul pesa alrededor de 2,7 toneladas?

¿Sabía que la lengua es capaz de diferenciar entre cinco sabores distintos?

Entre ellos están el salado, el amargo, el dulce, el salado y el ácido.

¿Sabía que sacar la lengua es un saludo común en el Tíbet?

La lengua es mucho más que decir cosas.

Reserve hoy mismo su cita con Voz Speech Therapy

Si usted o su hijo tienen dificultades para hablar o producir determinados sonidos, puede deberse a un trastorno del habla.

La logopedia puede ayudarle con su trastorno del habla y a conseguir que la lengua tenga más movilidad y coordinación para producir el habla.

Reserve hoy mismo su cita con Voz Speech Therapy.

Voz Speech Therapy
1331 H St NW Ste 200,
Washington, DC 20005

(202) 734-4884
- https://g.page/vozspeechtherapy

Voz Speech Therapy is a pediatric bilingual speech therapy clinic in Washington, DC that provides individualized services based on the specific needs of your or your child. Therapy sessions are provided in English or Spanish, depending on your child’s native language. Voz Speech Therapy es una clínica pediátrica bilingüe de terapia del habla en Washington, DC que brinda servicios individualizados según las necesidades específicas de usted o su hijo. Las sesiones de terapia se brindan en inglés o español, según el idioma nativo de su hijo.