Tratamientos de terapia del habla para la disfagia pediátrica

Tratamientos de terapia del habla para la disfagia pediátrica | Voz Speech Therapy, Clínica de Terapia del Habla Bilingüe en Washington DC

Hay una gran variedad de condiciones para los que los terapeutas del habla pueden resultar de gran ayuda.

Si su hijo tiene disfagia pediátrica, es importante encontrar un terapeuta del habla que trabaje con el pequeño, ya que son la mejor opción para tratar este desorden.

Aquí en Voz Speech Therapy ofrecemos terapia del habla para niños con diversos trastornos del habla y el lenguaje, incluyendo ésta.

Es importante recordar que la disfagia pediátrica puede tener consecuencias a largo plazo si no se trata, ya que no tiene por qué desaparecer con el crecimiento del niño.

Las buenas noticias es que los terapeutas del habla tienen muchas formas de ayudar a tu pequeño a superar su disfagia.

Siga leyendo para descubrir qué podemos hacer.

¿Qué es la disfagia pediátrica?

La disfagia pediátrica es un trastorno que se caracteriza por la dificultad al tragar.

Existen cuatro fases en la deglución, y la disfagia puede ocurrir en cualquiera de ellas.

Si ocurre esto, lo que sea que estemos comiendo o bebiendo entrará por la tráquea en vez del esófago, lo cual no sólo es una experiencia bastante desagradable sino que puede incluso devenir en ahogamientos.

Si la disfagia pediátrica se deja sin tratar, puede desencadenar consecuencias a largo plazo como:

  • Neumonía de aspiración
  • Malnutrición o desnutrición
  • Aversión a la comida
  • Deshidratación
  • Infrapeso
  • Retrasos del desarrollo
  • Complicaciones gastrointestinales como diarrea o estreñimiento

La disfagia pediátrica no tiene por qué desaparecer por sí misma conforme el niño crece.

De hecho, puede dejarle secuelas que aumenten su riesgo de ahogarse o de estar desnutrido incluso ya de adulto.

¿Cómo saber si su niño tiene disfagia pediátrica?

Hay algunos síntomas comunes que vigilar que pueden indicar si su niño tiene disfagia pediátrica.

Por ejemplo, es posible que estén rechazando comida y/o bebida apropiados para su edad, lo que también impactará en su crecimiento físico.

Por otro lado, quizás se porten mal a la hora de la comida, o que no lleguen a alimentarse a sí mismos como sería de esperar a su edad.

RELACIONADO: Cómo reconocer retrasos del desarrollo del habla o el lenguaje en niños

Además, puede que sus habilidades motores finas no sean las apropiadas a la hora de utilizar cubiertos.

Todos estos comportamientos indican evasión, y que estén tan relacionados con la comida indican que hay un problema del que ocuparse.

A la hora de comer, la disfagia puede ocurrir en cualquier fase de la deglución; algunos de los síntomas de la disfagia en acción incluyen:

  • Dificultad al respirar cuando se come
  • Toses o atragantamientos
  • Arqueo de la espalda
  • Llorar al comer
  • Aumenta la congestión tras comer
  • Náuseas
  • Dificultad al tragar
  • Hacer muecas al comer
  • Comer muy lento
  • Voz nasal a la hora de comer
  • Vómitos
  • Retraso en el desarrollo de un patrón de masticación o deglución adultos.

¿Qué causa la disfagia en niños?

Hay muchas posibles causas para la disfagia pediátrica.

Algunas veces está causada por condiciones médicas complejas como problemas en el corazón, alergias o enfermedades pulmonares.

Además, acompaña a varios trastornos del desarrollo, síndromes genéticos y trastornos neurológicos como la parálisis cerebral.

Por otro lado, algunos problemas sensoriales pueden ser la causa principal o secundaria de la disfagia pediátrica, y están asociados principalmente con algunos retrasos del desarrollo o discapacidades neurológicas.

En algunas ocasiones, puede ocurrir una disfagia temporal como efecto secundario de una medicina.

Para terminar, es posible que haya raíces sociales, emocionales o de comportamiento, tales como respuestas de ansiedad ante la comida o las náuseas por estrés.

¿Cómo tratan los terapeutas del habla la disfagia pediátrica?

Los terapeutas del habla son expertos en tratar la disfagia pediátrica.

Tienen a su alcance una variedad de estrategias que pueden usar para cumplir las necesidades de su pequeño.

En resumen, las metas primarias de este tipo de intervenciones en comida y deglución son.

  • Aumentar la calidad de vida
  • Reducir el riesgo de atragantamiento y complicaciones pulmonares como la neumonía
  • Facilitar una nutrición y una hidratación segura y óptima
  • Alcanzar los hitos de desarrollo en la alimentación

El terapeuta del habla de su hijo empezará con una batería de preguntas y pruebas para llegar a la raíz de lo que causa los problemas de su hijo, y desde ahí desarrollará un plan de tratamiento.

Veamos algunas de las estrategias que utilizará su terapeuta del habla para llegar a estas metas.

¿Qué es la disfagia pediátrica? | Voz Speech Therapy, Clínica de Terapia del Habla Bilingüe en Washington DC

1. Recomendaciones alimentarias

Una de las estrategias más utilizadas por los terapeutas del habla en estos casos son las recomendaciones alimentarias.

Probarán diferentes modificaciones en viscosidad, textura, temperatura, sabor o tamaño de porciones en la dieta de su niño y tomarán nota de sus reacciones.

Entre los ejemplos más comunes está el espesar ciertos líquidos o el hacer puré con comidas sólidas.

Ya que la hora de comer es una actividad familiar, el terapeuta del habla trabajará con usted para que puedan incorporar los gustos de su pequeño sin dejar de tener en cuenta las preferencias de su familia.

Las necesidades nutricionales de su niño son lo primero, sin embargo, y haremos lo imposible para alcanzarlas y evitar así la malnutrición.

La meta aquí, por supuesto, es ver qué cambios pueden tener un impacto positivo en la disfagia de su niño.

2. Tratamientos orales-motores

Los tratamientos orales-motores son una variedad de opciones de tratamiento diseñados para mejorar la habilidad de su niño al tragar.

Para esto, el terapeuta del habla utilizará diferentes técnicas activas y pasivas para estimular los labios, mandíbula, lengua, laringe y músculos respiratorios de su niño.

Como ejemplos de técnicas pasivas, acariciar o pulsar áreas en concreto.

Como ejemplos de técnicas activas, están los ejercicios de rango de movimiento, ejercicios de resistencia o ejercicios de deglución y masticación.

Si el terapeuta del habla lo considera oportuno, pueden también incorporar estimulación sensorial durante este tratamiento.

3. Explorar estrategias de alimentación alternativa

Su terapeuta del habla puede recomendar estrategias alternativas de alimentación, con la idea de ver cómo responden a las mismas.

Marcar el ritmo es moderar la velocidad de ingesta de comida o bebida controlando la presentación de las mismas; disminuyendo el ritmo entre bocados, o alternando bocados con líquido, todo dependiendo de las recomendaciones del terapeuta del habla.

Otro tipo de alimentación alternativa es la alimentación basada en señales, y está orientada a bebés.

Su terapeuta del habla le enseñará a identificar las diferentes señales que da su bebé que pueden indicar la necesidad de una pausa: succión, succión débil, pasividad, intentar apartar el pezón, etcétera.

Este tipo de alimentación prioriza la calidad sobre la cantidad para mejorar la toma y el disfrute del alimento.

Por terminar, la alimentación responsiva es otro tipo de alimentación que su terapeuta puede recomendar.

La terapia de la alimentación responsiva es muy similar a la basada en señales, y se centra en enseñar a los tutores cómo entender las señales de sus pequeños en cuanto a hambre y saciedad.

Todo se basa en la comunicación, y esto cubre todas las edades en las que aparece la disfagia — bebés, niños e incluso preadolescentes.

4. Otras estrategias posibles

Con todo lo que llevamos comentado hasta ahora, no hemos llegado ni a rascar la superficie de las estrategias disponibles para tratar la disfagia pediátrica, ya que hay muchos tipos que se enfocan en diferentes causas.

Si su niño tiene problemas sensoriales que afecten a su disfagia, el terapeuta del habla podría intentar técnicas de estimulación sensorial, mediante la cual se le enseña al niño a tolerar las diferentes sensaciones poco a poco.

Esta técnica también se puede utilizar si el pequeño tiene una respuesta limitada a la estimulación sensorial o si sus experiencias sensoriales han sido muy limitadas.

La intervención sobre el comportamiento también se puede utilizar para tratar la disfagia; el foco aquí está en modificar los patrones de comportamiento alrededor de las horas de comida para construir estabilidad y rutina.

Ya para terminar, otra de las técnicas que podría probar su terapeuta del habla es la bioretroalimentación, introduciendo tecnología que produzca retroalimentación visual mientras el niño come y traga.

Si el niño es mayor, puede enseñársele a interpretar la información visual y hacer cambios mientras practica la deglución.

Pida su cita con Voz Speech Therapy hoy

Como puede ver, hay muchas formas diferentes en las que un terapeuta del habla puede ayudar a su niño a superar la disfagia.

Si observa que su niño tiene problemas a la hora de comer, no espere; pida su cita hoy.

Los estudios demuestran que la intervención temprana es mucho más efectiva que esperar.

Pida su cita con Voz Speech Therapy hoy.

Voz Speech Therapy
1331 H St NW Ste 200,
Washington, DC 20005

(202) 734-4884
- https://g.page/vozspeechtherapy

Voz Speech Therapy is a pediatric bilingual speech therapy clinic in Washington, DC that provides individualized services based on the specific needs of your or your child. Therapy sessions are provided in English or Spanish, depending on your child’s native language. Voz Speech Therapy es una clínica pediátrica bilingüe de terapia del habla en Washington, DC que brinda servicios individualizados según las necesidades específicas de usted o su hijo. Las sesiones de terapia se brindan en inglés o español, según el idioma nativo de su hijo.


Index / Índice