Si su hijo ha sido diagnosticado con un trastorno del espectro autista, es posible que este diagnóstico le resulte sorprendente y abrumador.

Por otro lado, si es usted el que ha sido diagnosticado siendo ya adulto, puede que este momento le parezca un gran descubrimiento. Si siempre se ha sentido diferente y confundido por ciertas interacciones sociales, el diagnóstico puede ayudarle a entender el por qué.

El trastorno del espectro autista se puede manifestar de formas diferentes, y no todas las personas autistas necesitarán terapia del habla.

Pero a veces, lo necesitan.

Aquí en Voz Speech Therapy, en Washington DC, una de las especialidades de terapia del habla que ofrecemos es tratamiento para el trastorno del espectro autista.

Siga leyendo para saber más sobre el trastorno, cómo puede afectar al habla de su hijo y como la terapia del habla para niños.


¿Qué es el trastorno del espectro autista?

El trastorno del espectro autista es una diferencia neurológica que afecta a la forma en la que el cerebro se desarrolla y aprende.

Quizás haya oído hablar del autismo antes, pero no del concepto “trastorno del espectro autista”. Este concepto viene de un cambio en cómo clasificamos estos trastornos.

En el pasado, se creía que ciertos trastornos no tenían nada en común entre sí, trastornos como:

  • Trastorno autista
  • Síndrome de Asperger
  • Trastorno de desarrollo pervasivo
  • Trastorno de Rett
  • Trastorno desintegrativo infantil
  • Trastorno pervasivo del desarrollo
  • Trastorno generalizado del desarrollo no especificado

Sin embargo, los estudios más actuales han demostrado que todos estos trastornos están relacionados, por lo que el diagnóstico moderno es el trastorno del espectro autista.

Este trastorno tiene una gran variedad de síntomas, y la mayoría de personas autistas no tienen por qué sufrirlos todos.

En general, estos síntomas caen en dos grandes categorías: comportamientos repetitivos y problemas sociales y de comunicación.

Comportamientos repetitivos

La repetición y la rutina son especialmente importantes para las personas autistas. Como resultado de esto, las personas autistas tienden a desarrollar:

  • Patrones de lenguaje repetitivos

  • Movimientos repetitivos

  • Acciones repetitivas

  • Híperfoco en sus intereses

  • Híperfoco en las actividades en las que están inmersos

Esto puede incluir cosas como los gestos inquietos, ciertos tipos de movimiento corporal, repetir ciertos sonidos o frases, o un foco intenso en una rutina diaria.

La gente autista también tiene una relación única con los estímulos sensoriales.

En algunos casos, son hipersensibles, estresándose por sonidos fuertes o luces brillantes.

En otros, sin embargo, puede que su sensibilidad a estos estímulos sea reducida, o que incluso les atraigan.

Diferencias sociales y de comunicación

Las personas autistas tienden a socializar de manera diferente que las personas alistas (alista se refiere a las personas que no son autistas).

Como resultado de estas diferencias, a veces tienen dificultad a la hora de comunicarse con otras personas y hacer que sus ideas se entiendan, así como a la hora de entender los detalles más sutiles de la comunicación. Estos síntomas pueden incluir.

  • Aversión al contacto ocular

  • Dificultad a la hora de entender y expresar sus emociones

  • Dificultad a la hora de comunicar sus necesidades

  • Dificultad a la hora de formar nuevas relaciones

  • Dificultad a la hora de mantener relaciones ya existentes.

En algunos casos, esto se manifiesta como dificultad a la hora de compartir sus intereses con otros. En otros, como una tendencia a compartir sus intereses en exceso y problemas a la hora de darse cuenta de si la otra persona está interesada o no.

Signos del trastorno del espectro autista en bebés

Quizá haya podido darse cuenta de que la mayoría de los síntomas a los que nos hemos referido son fáciles de identificar en adultos y niños de más de dos años.

Sin embargo, si tiene un bebé, hay diversos síntomas que puede reconocer con facilidad. Por ejemplo,

  • No señalan ni apuntan

  • No mantienen contacto visual

  • No tienen expresión facial

  • No reconocen su propio nombre

  • Tienen dificultad a la hora de seguir órdenes

  • Tienen dificultad a la hora de expresar querencias y necesidades.

Reconocer estos síntomas es importante, ya que la intervención temprana puede ayudar a su pequeño a desarrollar sus habilidades comunicativas de manera efectiva y evitar trastornos del habla relacionados con el autismo.

Si su bebé está mostrando alguno de estos síntomas, es buena idea que lo vea un terapeuta del habla especializado en diagnóstico del trastorno del espectro autista


¿Por qué utilizamos la terapia del habla para el trastorno del espectro autista?

En algunos casos, las personas autistas no tienen ningún tipo de problema con el habla o el lenguaje. Es posible que les resulte difícil reconocer las pistas sociales de las personas alistas, pero esto, más que ser un problema del habla o del lenguaje, es un problema de habilidades sociales.

Sin embargo, en algunos casos, las personas autistas pueden tener problemas del habla y del lenguaje, problemas tales como:

  • Falta absoluta de habla.
  • Incapacidad de formar palabras.
  • Crear sonidos que parecen ser palabras pero no lo son
  • Ecolalia
  • Ser capaces sólo de gritar o gruñir para comunicarse.
  • Tener una voz monótona
  • Sólo ser capaces de imitar al resto
  • Memorizar sonidos de palabras sin entender lo que significan
  • No entender cómo las palabras pueden cambiar de sentido en diferentes contextos

En estos casos, un terapeuta del habla puede ayudar a individuos autistas a comunicar sus necesidades y querencias.


Terapia del habla para niños autistas

Si sospecha que su hijo entra dentro del espectro autista, podemos ayudarle. Empezaremos viendo qué le ocurre a su hijo, incluyendo una evaluación para detectar si es autista o no.

Si su hijo ya ha sido diagnosticado con el trastorno del espectro autista, no haremos esta prueba, pero sigue siendo buena idea ver las capacidades y habilidades de su hijo. Tambien podemos referir a su hijo a un pediatra de desarrollo o un psicologo pediatrico para obtener un diagnostico.

En ambos casos, una vez su terapeuta del habla tenga una idea de qué síntomas del trastorno del espectro autista están afectando más a las habilidades comunicativas de su pequeño, pondrá en marcha un plan para ayudar a mejorarlas.

Cada niño autista es único, por lo que no hay ningún tipo de plan que sirva para todos ellos. Sin embargo, entre las enfoques que puede utilizar su terapeuta del habla están:

  • Aprender habilidades de regulación emocional.
  • Aprender a reconocer señales conversacionales no verbales.
  • Aprender formas funcionales de comenzar una conversación.
  • Aprender formas funcionales de intervenir.
  • Aprender a comunicarse con palabras, frases y conversaciones.
  • Aprender a seguir órdenes de varios pasos.
  • Aprender a formar nuevas relaciones.
  • Aprender a continuar las relaciones ya existentes.
  • Mejorar sus habilidades articulativas.
  • Hacer uso de sistemas AAC en caso de autismo no-verbal.

Terapia del habla para niños autistas con otros trastornos del habla y el lenguaje

Diversos estudios han demostrado que los diagnósticos de trastorno de espectro autista a menudo vienen acompañados de otros trastornos del habla y el lenguaje.

Entre todos aquellos con los que podemos ayudarle, aquí les mostramos algunos de los más comunes.

Terapia del habla para niños autistas con apraxia infantil

La apraxia infantil es un trastorno del habla en el cual su cerebro tiene problemas comunicándose con los músculos que controlan el habla. En general, los niños con apraxia infantil saben exactamente qué quieren decir, y sus músculos funcionan a la perfección; pero hay una desconexión entre músculos y cerebro que resulta en estos problemas motores.

Los niños autistas tienen una posibilidad alta de tener apraxia infantil. De hecho, la ratio de comorbilidad es superior al 60%; esto hace que, si tenemos un diagnóstico positivo para uno de los trastornos, sea buena idea hacer pruebas para el otro.

En Voz Speech Therapy tenemos un protocolo único para la terapia del habla en tratamientos de apraxia infantil cuando tratamos con un niño autista. Tomamos su estilo de comunicación único en consideración.

Si su niño muestra síntomas de apraxia infantil y trastorno del espectro autista de manera simultánea, podemos ayudarle.

Terapia del habla para niños autistas con trastornos del lenguaje expresivo y receptivo

Es bastante común que los niños autistas necesiten terapia del habla para trastornos del lenguaje expresivo y receptivo.

Por ejemplo, los niños autistas frecuentemente tienen problemas con el lenguaje pragmático. Esto incluye cosas como adaptar su lenguaje a la persona con la que hablan, mantenerse en el tema o cambiarlo, y ajustarse a los cambios de conversación.

También pueden tener problemas con el lenguaje expresivo, lo que significa tener problemas a la hora de expresar ideas e información a través del idioma. Esto puede afectar tanto al habla como a la escritura o a la gesticulación.

Finalmente, puede que tengan problemas con el lenguaje receptivo, lo que significa tener problemas a la hora de entender lo que otros están intentando comunicarles.

Aquí en Voz Speech Therapy tenemos experiencia en intervenciones de terapia del habla con todo que explicamos arriba.


Pida su cita con Voz Speech Therapy hoy

Que diagnostiquen a su niño con un trastorno del espectro autista puede ser abrumador, pero en la mayoría de casos las personas autistas pueden vivir vidas plenas y satisfactorias.

Y aquí en Voz Speech Therapy celebramos a las personas neurodiversas, ayudándoles a alcanzar su máximo potencial.

Pida su cita hoy para descubrir cómo podemos ayudarle.

Descubra cómo liberar su voz y comunicarse de forma clara.

Pida su cita con Voz Speech Therapy hoy.